Top

La adicción al sexo puede ser fatal

7 Agosto 2014  

adiccion-sexualDe alguna manera, siempre se ha visto la adicción al sexo como algo gracioso, incluso provocador a los ojos de quien no lo padece, pero lejos de relacionarlo con una situación placentera, quien además lo necesitan compulsivamente, se encuentran en una situación delicada para su salud mental. Y lo realmente traumático es que además de quienes padecen el trastorno, los que conviven con ellos pueden ser víctimas a la larga de su comportamiento, y es que tanto la familia, como la pareja del enfermo, se encuentran en un grave problema.

Muchos desconocerán que famosos del mundo del espectáculo padecen este trastorno de adicción al sexo, pero si nombramos al deportista Tiger Woods o al actor Michael Douglas, enseguida lo relacionamos con los problemas de pareja que han tenido, e incluso en ocasiones necesitan tratamiento.

Detalles de este trastorno lo ha publicado recientemente el psicólogo Robert Rosenzvaig en un libro titulado ‘Demasiado Sexo’, donde nos pone al corriente de lo delicado que es el tema.  Entre otros detalles comenta que “La mayor parte de las personas que conocemos desean mantener relaciones sexuales satisfactorias y las buscarán a lo largo de su vida de acuerdo a la orientación de su deseo”.

Continua exponiendo que “Otros se apartan de la norma general hacia los extremos de un continuo, que por un lado se representa en el desinterés erótico que algunos han llamado ‘anorexia sexual’, y en el otro por quienes hacen de la sexualidad un dominio central de su existencia”.

Añade detalles llamativos como que “Solicitan, exigen, demandan una frecuencia sexual diaria. Se enfadan, se frustran cuando no son satisfechos. Amenazan con recurrir a amantes, acusan a su pareja de empujarlos a la masturbación. No piensan ni consideran las necesidades diferentes de la otra persona”.

Fue llamativo los datos que aportó relacionados con la información proporcionada por sus pacientes, entre los que destacaban  para justificar su comportamiento aspectos del tipo satisfacer las necesidades sexuales, narcisistas y de control; el deseo de conexión humana, que suele reemplazarse por un acto sexual. También compensar la baja autoestima, recrear un trauma infantil, evitar sentimientos como la soledad, tristeza o aburrimiento, y hacer frente a temas relacionados con la identidad sexual.

Respecto a detalles del tratamiento comenta que “En numerosas ocasiones, la pareja del adicto da un paso atrás, para protegerse a sí misma del daño emocional.  Hay un punto en el que se debe decir basta, pero cada persona debe estar alerta sobre ese límite, y cuando llega no se debe retroceder”. Interesante sin duda y delicado de tratar.

VN:F [1.1.8_518]
0.0/10 (0 votos)
Comparte el artículo:

  • Digg
  • Google
  • del.icio.us
  • Facebook
  • MySpace
  • Technorati
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • TwitThis
  • Live
  • MisterWong.DE
  • Print this article!

Artículos relacionados


Comentarios




Introduce codigo: