Top

Cuida tu cabello en verano

4 Julio 2009  

Pelo de veranoEl verano es la época del año en la que nuestro pelo tiene que enfrentarse al mayor número de agresiones externas. La playa, el campo las salidas nocturnas causan estragos en nuestro cabello y tenemos que aumentar los cuidados habituales.

Usar cepillos, secadores, lacas, y otros productos todos los días puede ocasionar daños, por ello tenemos que elegir adecuadamente los champús, mascarillas y resto de productos que nos ayudan a mantener nuestro pelo sano y brillante.

A continuación daremos unos pequeños consejos para aportar los cuidados necesarios a cada tipo de cabello en el verano.

Pelo secoSi nuestro pelo parece seco y áspero, tendremos que prestar especial atención a la hidratación para evitar que la cutícula se despegue y el cabello pierda brillo y se vuelva áspero y osco. El agua de mar y el sol agravan este problema en el verano. El cabello hidratado es siempre más fácil de peinar y nos ahorraremos más de un doloroso tirón de pelo. Para lograr estos resultados es recomendable usar un acondicionador para pelo seco o mascarilla hidratante, dejándolo actuar unos 5 minutos, aclarar abundantemente con agua y evitar el secador.

Siempre son beneficiosas las mascarillas naturales, aquellas que nos podemos hacer tranquilamente desde casa, compuestas por yogur, miel, aceite de oliva etc. Masajear el cuero cabelludo estimula la secreción de las glándulas sebáceas —el sebo es lo que da volumen y fuerza al cuero cabelludo— mejorando el aspecto del pelo seco. No es aconsejable abusar de los tintes y/o permanentes, que resecan aún más el cabello. Si es posible, no hay nada mejor que dejarlo secar al aire libre.

Las puntas de nuestro pelo se encuentran abiertas, esto provoca pequeños desgarros en la cutícula. El acondicionador y la mascarilla vuelven a ser nuestros aliados. Es aconsejable también utilizar cepillos con púas algo más separadas, ya que el cabello con puntas abiertas tiende a enredarse más de lo habitual.

Pelo grasoSi nuestro cabello luce graso y con falta de volumen, puede ser que estemos descuidando nuestra alimentación. El verano suele ser una época en la que triplicamos nuestra actividad, comemos fuera de casa o variamos nuestros hábitos alimenticios. Si aumentamos nuestro consumo de grasas y de hidratos de carbono, o tomamos medicamentos como antidepresivos, podemos agravar el problema. Aclararse el cabello con agua fría contribuirá a que se cierren los poros del cuero cabelludo y disminuya la secreción de sebo. La baja o nula actividad física también favorece el aumento de  grasa capilar.

Siempre hay que tener en cuenta que nuestro cabello contiene una serie de sustancias y oligoelementos que lo hacen suave y le dan vitalidad. Estos son fundamentalmente la queratina, los aminoácidos y los lípidos. A la hora de comprar un champú tienes que fijarte en sus componentes y elegir aquel que contenga emolientes, como la silicona, que abrillantan y ayudan a desenredar el pelo, y humectantes como el pantenol y la glicerina, que absorben y canalizan el agua que llega al cabello. No es aconsejable cambiar demasiado de champús y acondicionadores, para no acostumbrarlo mal.

Otro error bastante frecuente es creer que lavarse el pelo a diario puede ser perjudicial. Las impurezas y suciedades que se adhieren a nuestro cabello a través del contacto con el entorno y la contaminación de las ciudades hacen necesario un lavado frecuente. No hay ningún riesgo de estropear nuestro cabello si se utilizan los productos adecuados.

VN:F [1.1.8_518]
10.0/10 (1 voto)
Comparte el artículo:

  • Digg
  • Google
  • del.icio.us
  • Facebook
  • MySpace
  • Technorati
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • TwitThis
  • Live
  • MisterWong.DE
  • Print this article!

Artículos relacionados


Comentarios




Introduce codigo: